Palabras Para Vivir

Un análisis más profundo
por Charles R. Swindoll

Proverbios 2:1-9

Esta semana enfrentamos la superficialidad. Permitamos que los Proverbios que acabamos de leer se conviertan en una barrera contra la época en que vivimos. Debo decirle de antemano que esto no es fácil. Salomón nos ha metido en una zona peligrosa, un área de mucho trabajo, pero también nos llevará a un descubrimiento valioso.

Al observar de cerca estos nueve versículos de Proverbios 2, me doy cuenta de que pueden dividirse en tres secciones:

  1. Las condiciones: “Si. . .”; énfasis en el que se esfuerza (1-4).
  2. El descubrimiento: “entonces. . .” énfasis en el tesoro (5).
  3. Las promesas: “porque. . .”; énfasis en los beneficios (6-9).

Si está cansado de ese afán diario de superficialidad y no quiere vivir fingiendo, le felicito. Debe recordar, sin embargo, que romper el molde requiere mucho esfuerzo. Salomón escribió al respecto al presentarnos las condiciones que se necesitan para dar más profundidad a nuestras vidas. Las frases “si hacemos esto. . .” y “si nos comprometemos a hacer eso. . .” no son nada fáciles.

Si queremos vivir más allá del afán de la superficialidad, debemos analizar cuatro áreas de la disciplina. Hoy examinaremos dos y mañana, las otras dos.

  1. La disciplina de la Palabra escrita de Dios

Hijo mío si aceptas mis palabras y atesoras mis mandamientos dentro de ti (v. 1).

Es esencial que recibamos los Proverbios de Dios, que los pongamos en práctica de manera continua y que les permitamos morar en nuestra mente. No hay muchas cosas que sean tan perjudiciales para nuestro mundo que la continua ignorancia bíblica. Por eso el conocimiento bíblico puede causar un impacto positivo en nuestra sociedad. Tenemos como ejemplo la manera en que se fundaron los Estados Unidos de Norteamérica.

Muchos eruditos discutes sobre si los primeros gobernantes eran verdaderos cristianos. Sin entrar en detalle, lo que podemos afirmar con certeza es que la mayoría mantenía una cosmovisión cristiana, manteniendo a Dios en alta estima y reverenciando la Biblia como libro de autoridad. Conocían la Palabra de Dios y adoptaron sus preceptos como el fundamento moral de la sociedad. Su conocimiento de la sabiduría bíblica les hacía pensar profundamente y tomar decisiones basadas en principios morales y no en un mero pragmatismo social. De hecho, fue ese conocimiento bíblico el que hizo posible la democracia.

  1. La disciplina del deseo interno  

Si prestas oído a la sabiduría e inclinas tu corazón al entendimiento (v. 2).

Este versículo nos dice que tenemos que poner atención a la disciplina de Dios, (¿recuerda el tema de la semana pasada?) y desarrollar un corazón abierto ante Él. La biblia repetidamente nos advierte que nosotros tenemos la tendencia de pensar de una manera egoísta y superficial. La palabra “necio” aparece y dos veces en el libro de los Proverbios. Dios nos dice que nos mantengamos muy cerca de Él:
 

“El principio de la sabiduría es el temor del SEÑOR,
y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.
Porque por mí se aumentarán tus días,
y años de vida te serán añadidos” (9:10, 11).

 

Reflexión
Al establecer nuevos planes y tomar decisiones para resolver problemas, ¿cuáles son los pasos prácticos que sigue para buscar la sabiduría divina? ¿Usa este procedimiento normalmente o solo en casos de emergencia?

Adaptado del libro, Viviendo los Proverbios  (Editorial Mundo Hispano, 2014). Con permiso de la Editorial Mundo Hispano (www.editorialmundohispano.org). Copyright © 2018 por Charles R. Swindoll, Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.