Palabras Para Vivir

9 Agosto 2017

Enfrentando el temor con una canción de fe
por Charles R. Swindoll

Salmos 27

Cuando el temor nos ha tomado cautivos, nuestra actitud se torna en una actitud de auto preservación. Hacemos lo posible para evitar la pérdida, huir del dolor o evitar la muerte. Ese no era el caso con David. Esta canción que fue preservada para nosotros como el Salmo 27, prioriza los asuntos eternos. Los versículos 4 al 6 giran alrededor del concepto que David tiene de mantenerse en una comunión íntima y constante con su Dios.

Una cosa he pedido al Señor; esta buscaré:
que more yo en la casa del Señor
todos los días de mi vida,
para contemplar la hermosura del Señor
y para inquirir en su templo.
Porque en su enramada me esconderá en el día del mal;
me ocultará en lo reservado de su tabernáculo;
me pondrá en alto sobre una roca.
Ahora levantará mi cabeza
sobre mis enemigos que me rodean,
y en su tabernáculo ofreceré sacrificios de júbilo.
Cantaré y entonaré salmos al Señor.

¿Se dio cuenta que casi toda la conjugación de los verbos se utilizaron en la primera persona singular? David está dando aquí su testimonio. Él está escribiendo acerca de su vida privada, sus luchas personales con los afanes de la vida. Aquí no se trata de la figura pública de David, se trata de David ante su Dios.

Otro aspecto notable es que David dice: "Cantaré y entonaré salmos al Señor". Esto sólo puede darse cuando uno mantiene una relación íntima con el Señor. Efesios 5:18 nos manda a ser "llenos del Espíritu Santo", de tal forma que el Espíritu de Dios controle nuestros pensamientos, motivos, actitudes y acciones. Aquí se demuestra una comunión vertical. Cuando le cedemos todo el control al Espíritu Santo, él promete darnos:

Un corazón melodioso que canta  (Efesios 5: 19).
Una actitud agradecida (Efesios 5: 20).
Una actitud mutua y sumisa (Efesios 5: 21).

¿Cuando fue la última vez que usted le cantó a Dios una canción de confianza (a solas)? Es triste que las canciones cristianas no se oigan casi nunca fuera del templo. Vivir en comunión con Dios debiera hacer que nuestros corazones brotaran con melodías espontáneas todos los días. Cantar acerca de nuestra fe es algo muy estimulante.

Afirmando el alma
Cuando siente el temor cerca, ¿de qué forma la música podría ser parte de su reacción? David escribió una canción; quizás usted sepa cantar o tocar un instrumento. Escuchar música que honra y alaba a Dios puede ser un instrumento efectivo para convertir el temor en alabanza.

Adaptado del libro, Viviendo los Salmos (El Paso: Editorial Mundo Hispano, 2013). Con permiso de la Editorial Mundo Hispano (www.editorialmh.org). Copyright
© 2017 por Charles R. Swindoll, Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.