Palabras Para Vivir

27 Diciembre 2017

¡No se deje engañar!
por Charles R. Swindoll

1 Corintios 15:33

Los acomodos nunca resultan. Siempre perderemos. Aunque racionalizamos nuestras decisiones débiles y nos decimos que las malas compañías en realidad no nos harán daño ("Ellos se mejorarán; ¡nuestra buena voluntad les quitará lo malo!), nos ensuciamos en el proceso.

Si uno se pone un par de guantes blancos en un día lluvioso y luego sale al jardín para trabajar, y recoge un puñado de lodo, confíe en mí, el lodo no quedará "guanteado".  Los guantes definitivamente quedarán enlodados. Nunca he visto lodo guanteado: ni una sola vez. En términos sencillos, eso es lo que 1 de Corintios 15:33 está diciendo: No se dejen engañar. Como alguien dijo: "Los malos compañeros echan a perder las buenas costumbres".

No se dejen engañar: "Las malas compañías corrompen las buenas costumbres".—Charles R. Swindoll

Tomado del libro Sabiduría Para el Camino (Nashville: Grupo Nelson, 2009). Copyright © 2017 por Charles R. Swindoll, Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.