Palabras Para Vivir

28 Noviembre 2017

El Plan de Dios para la esperanza
por Charles R. Swindoll

Jeremías 29:11

Dios sabe, hasta el último mínimo detalle, exactamente dónde está en su vida. Él ve y se interesa. Lo sabe y lo mejor de todo, se conmueve.

El enemigo de nuestras almas quiere que usted piense algo diferente. A Dios no le importa. Él le ha dejado en este caos por tantos meses. ¡Es injusto! Los que le rodean, en su trabajo, sus vecinos, viven como el diablo, y les va bien. Y aquí está usted, que ni siquiera tiene trabajo. Ni siquiera tiene lo suficiente para cubrir sus deudas. ¿Que clase de Dios es ese?

O tal vez alguna joven encinta, con exigencias hasta el límite ya con otros hijos menores y responsabilidades abrumadoras, clama en su corazón: "¡Mi situación es más de lo que puedo soportar!" Y Dios responde: "Hija mía: Yo sé lo que estoy haciendo. Sé el dolor que sientes en tu corazón en este momento. Sé que te sientes abrumada, sobrecargada, oprimida. Pero, créeme. Me conmueve tu situación. ¡Yo tengo un plan! Estoy obrando en los detalles para tu liberación ahora mismo. ¡Confía en mí!."

 

Dios sabe, hasta el último mínimo detalle, exactamente dónde está en su vida. —Charles R. Swindoll

Tomado del libro Sabiduría Para el Camino (Nashville: Grupo Nelson, 2009). Copyright © 2017 por Charles R. Swindoll Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.