Adoración

Adoración

Adore Quien Dios Es

De alguna manera la adoración es como la oración: un poco esquiva, difícil de definir en forma concisa o de asignar una estructura. Sin embargo algo que no se puede dejar de reconocer y participar es cuando la adoración brota de una verdadera pasión. Una cosa es cierta: la verdadera adoración siempre se centra en quién es Dios.

¿Cuáles son otros signos de una adoración verdadera? ¿Cómo se cultiva? ¿Qué la ahoga o destruye? ¿Qué tipo de música la aviva? ¿Cómo pueden los pastores y líderes de música proporcionar el mejor entorno posible para la gente adore sin distracciones o vergüenza? ¿Y cómo la tecnología moderna y los cambiantes estilos de la música afectan la adoración en la iglesia?

Esperamos que estos recursos ayuden a clarificar los elementos esenciales de la verdadera adoración. Cuando usted participa en esta comunicación vital con Dios, ¡se sorprenderá de lo rápido que sus preocupaciones y pensamientos negativos se evaporan!

Recursos Relacionados

Se necesita más

7 Oct 2017
Salmos 119

El Salmo 119 es la canción más larga del antiguo himnario. Es una canción que está llena de afirmaciones de entusiasmo "Dios dentro". Una y otra vez, el salmo afirma el valor de tener la Palabra de Dios en nuestras...

De las profundidades a las alturas

6 Oct 2017
Salmos 116

Nadie del pueblo de Dios pasa de este mundo al siguiente sin que Dios lo sepa. Cuando mueren, Él está presente en el momento de la muerte. Otros pasajes de la Biblia nos dicen que la bondad de Dios se convierte en su...

Agradecimiento y alabanza

23 Sep 2017
Salmos 100

Una de las señales que muestra que estamos en los últimos días, es la ingratitud. 2 Timoteo 3:1-5 escribe la palabra "malagradecido" en una lista de actitudes que marcan los días malos antes del fin del mundo. Hay que...

Artículos Relacionados

El Problema con la Oración

Para muchos parece haber un problema con la oración. “Es una conversación con uno mismo.” “Parece que no sirve.” “Dios se demora demasiado para contestar.” “Dios hace lo que quiere, de todas maneras.” Agobiados bajo el teje y maneje de la vida, es fácil pensar que hay un problema serio con la oración: Dios. Cuando Dios no responde conforme a nuestra voluntad, nos sentimos frustrados. Podemos pensar que nuestras oraciones simplemente andan flotando por la galaxia, demasiado insignificantes como para captar la atención del Creador. En medio de esta desilusión, a menudo somos muy lentos para aceptar que el problema con la oración no es Dios, sino nosotros.    Lea más

Adoración con Integridad Espiritual

Debido a que Dios es espíritu (4:24), es decir que su esencia es espiritual y no física, nuestra adoración debe ser espiritual. La verdadera adoración tiene lugar dentro del espíritu humano, cuando nuestras actitudes, atenciones y afectos se concentran sólo en Dios. Este es el significado de adorar en espíritu.    Lea más

Cómo Orar

La oración es hacer contacto deliberado con Dios en palabra o pensamiento. Es la voz de la fe, cuyo susurro puede sentirse al otro lado de la calle o al otro lado del mundo. Es lo que nos saca de nuestros asientos como espectadores y nos pone como participantes activos con Dios.    Lea más

Tiempo con Dios

Las Sagradas Escrituras están repletas de referencias al valor de esperar al Señor y pasar tiempo con él. Cuando lo hacemos, la basura que hemos recogido durante las horas apuradas, atareadas del día, se filtran, de manera parecida al cieno que se asienta cuando el río se hace más ancho. Con la basura fuera del camino, podemos ver las cosas más claramente y entender los acicates de Dios con mayor sensibilidad.    Lea más

Descubriendo la "Joya Faltante" de la Iglesia

¡Qué generación más extraña! Gente que juega a la adoración. Eso debe afligir el corazón de nuestro Dios. Usted está oyéndolo de un hombre al que le encanta jugar y reírse. Pero pienso que hay ocasiones cuando hay que dejar a un lado el juego y la risa, y en adoración concentrarnos completamente en Dios. Tales ocasiones nos permiten redescubrir la “joya faltante.”    Lea más

Distribuir contenido