Testimonio de Aide F. de Nuevo Laredo, México

Solo quiero compartir mi agradecimiento por tantos buenos mensajes que nos llenan de sabiduría de la Palabra de Dios. Soy una mujer que como la mayoría de los seres humanos tomé malas desiciones y tuve una hija; ahora soy casada y tengo dos hijas. Mi esposo no es cristiano, pero sé que Dios está obrando en él ya que me apoya con su asistencia a la iglesia y en la educación cristiana de nuestras hijas.  A través de este ministerio él está aprendiendo y sé que Dios habla a su corazón. Me gozo cuando él escucha los mensajes y platicamos acerca de los temas expuestos en los mensajes y aprendemos de cómo Dios obra en la vida de las personas.

Queremos seguir creciendo en espíritu y solo les deseamos muchas bendiciones para que puedan seguir transmitiendo de la Palabra de Dios a personas que aun no han sido salvadas.

Aide F.
Nuevo Laredo, México