Personajes Bíblicos

Proteja su mente, cuerpo y corazón

La mujer tiene un deseo innato de ser apreciada. Este deseo a veces puede hacerle presa fácil de la lujuria masculina si ella cree que ofreciendo su cuerpo va a ganar y mantener el amor de él. Este deseo de ser apreciada también explica por qué el 91% de los lectores de novelas románticas son mujeres. Los libros de este género generalmente se enfocan en mantener una satisfacción emocional y un final optimista, a una fórmula que ha premiado al romance de ficción con la mayor cuota del mercado de la literatura de bolsillo y el segundo más grande en el mercado de libros electrónicos.1

Entonces, ¿cómo una mujer cristiana resiste esta atracción y mantiene su mente, cuerpo y corazón puro y sin tacha en un mundo cruel y tan pecaminoso? Elisabeth Elliot escribió en el prefacio de su libro Pasión y Pureza: «La vida amorosa de un cristiano es un campo de batalla crucial. Ahí, si no en ninguna otra parte, se determinará quién es el Señor: el mundo, el yo, el diablo, o el Señor Jesucristo.»2

Queremos ayudarle a ganar esa batalla, con la mejor armadura y las mejores armas a su disposición. Los recursos de esta página le indicarán la única fuente de satisfacción final y valedera: ¡Jesús, el amante de su alma!

  1. Romance Writers of America, «Romance Literature Statistics,» http://www.rwa.org/cs/the_romance_literature_statistics/industry_statistics (accessed March 24, 2011).
  2. Elisabeth Elliot, Passion and Purity: Learning to Bring Your Love Life Under Christ’s Control (Grand Rapids: Fleming H. Revell Company, 1984)

Artículos Relacionados

Vea Todos los Artículos

Recursos Relacionados

Vea Todos los Productos