Receso Semanal para su Pastor

Los miembros de las iglesias no siempre viven en la realidad; especialmente los que forman los comités de búsqueda de un nuevo pastor. En una descripción para el pastor perfecto, una iglesia buscaba las siguientes características:

El pastor perfecto para nuestra iglesia debe reunir los siguientes requisitos:

  • Casado, con dos hijos; un hijo y una hija.
  • Estar de turno las veinticuatro horas del día, siete días a la semana, incluyendo días feriados y de vacaciones, para visitar en el hospital y asilos.
  • Poseer sabiduría como la de Salomón, capacidad de liderazgo como la de Moisés, visión como la de Daniel, perspectiva teológica como la de Pablo y compasión como la de Jesucristo.
  • Estar dispuesto a predicar lo que nosotros queremos, y sólo por 15 minutos; 12,5 de los cuales debe dedicar a chistes y cuentos.
  • Predicar como Charles Haddon Spurgeon y Chuck Swindoll.

Salario: Mínimo permitido por la ley.

Beneficios: El privilegio de ser nuestro pastor.

No sé si alguien querría ser pastor de esa iglesia, pero sospecho que no emplearían a su pastor actual; porque él es muy imperfecto. También el mío.

Ser pastor ya que es difícil lo suficiente sin que un comité de iglesia . . . o la misma congregación, para el caso, tenga expectaciones de perfección. Todo pastor, incluyendo el suyo, vive en las líneas del frente de la batalla espiritual (Efesios 6:12). No necesita que se lo compare con Spurgeon o Swindoll; ninguno de los cuales jamás anduvo sobre el agua. Necesita el estímulo de los que han estado en las trincheras; de un hombre maduro y sabio que lleva las cicatrices de la guerra espiritual. Puede recibir este "receso" semanal mediante el Blog Pastoral, de Visión Para Vivir.

Todas las semanas Chuck Swindoll ofrece palabras de esperanza en aspectos de la vida del pastor en donde las imperfecciones reinan y las luchas persisten: su alma, función y hogar. Cada aspecto puede ser una fuente de gran bendición, pero también puede amenazar destruirlo a él mismo y su ministerio.

En su alma, la santidad de su pastor es clave para su ministerio. Sin ella, sus sermones son palabras sin poder espiritual o convicción; su servicio es mera actividad. Y, ¿cómo consigue un hombre, o incluso un equipo de pastores, equilibrar las funciones del maestro, predicador, asesor, administrador, dirigente y visionario, sin ocasionalmente dejar caer unas pocas pelotas? ¿Cómo puede dirigir la iglesia de Dios si su propia casa marcha mal (ver 1 Timoteo 3:5)?

Ningún pastor, por talentoso y hábil que sea, mantiene su alma, su función y su hogar a la perfección. El Blog Pastoral con certeza no lo va a convertir en un ministro perfecto, pero las nociones penetrantes, realistas y a veces humorísticas, animarán a su pastor a continuar en la lucha; incluso en su manera imperfecta. Así que dele un receso semanal enviándole el enlace del Blog Pastoral y anímele a que lo lea. Él se lo agradecerá.

1. Esta es una descripción ficticia, pero no muy lejos de la realidad.

Acerca del Autor

Visión Para Vivir

Visión Para Vivir es el ministerio de enseñanza bíblica de los pastores Charles R. Swindoll y Carlos A. Zazueta.

El ministerio está comprometido a la excelencia en la comunicación de las verdades de la Escritura y la persona de Jesucristo...