Esta Semana en Visión Para Vivir:

El Patriarca que lo Perdió Todo

Lunes 21 de Mayo 2018 — Parte 2

Una de las historias más memorables del Antiguo Testamento es la historia de Job. Es el recuento de un hombre de Dios cuyas pruebas fueron lo suficientemente duras para hacer caer de rodillas aún hasta al hombre más fuerte. Job literalmente lo perdió todo. El misterio del sufrimiento de Job ha dejado perplejos a estudiantes de la Biblia de cada generación. ¿Quién puede explicarlo? Un hombre cuyo carácter era intachable, cuya familia era cercana y cuyo amor y devoción por Dios eran consistentes, y de repente se ve atrapado en un torbellino de calamidades. Sin una razón explicable, él llegó a ser objeto de la tragedia y una profunda pena que lo dejaron tambaleante y quebrantado. Queremos recuperar algunos de los aspectos más destacados de la historia, y luego ver cómo se relacionan con nosotros hoy, cuando experimentamos el lado negativo de la vida en este viejo planeta, cargado de angustia y dolor de una docena de maneras diferentes.

Padres que No se Aferran a sus Hijos

Martes 22 de Mayo 2018 — Parte 1

Miércoles 23 de Mayo 2018 — Parte 2

Muchas veces y con los puños apretados, nos aferramos tanto a las cosas materiales, que pareciera que nada más nos importa. Solo el pensar que podríamos perder esas cosas nos produce ansiedad y pánico. Y rechinamos los dientes apretando los puños con tal fuerza, asegurándonos que nada ni nadie nos despoje de lo que tanto nos controla. . . y no queremos soltar nada. Es en momentos como éste, que nuestro Padre celestial tiene que abrir nuestro puño dedo por dedo, y quitarnos eso que tanto nos preocupa. Pero nosotros protestamos y decimos: «¿Qué acaso Dios no sabe cuánto necesitamos esas cosas? ¿Qué acaso no ve que nuestra posición, nuestro futuro y nuestras vidas dependen de esto?» Cuando finalmente nuestras manos quedan vacías y el dolor de soltarlo todo ha pasado, entonces podemos darnos cuenta de algo muy importante: Dios es todo lo que realmente necesitamos. Es allí que el momento de la prueba termina.

El Niño que Oyó la Voz de Dios

Jueves 24 de Mayo 2018 — Parte 1

Viernes 25 de Mayo 2018 — Parte 2

Dicen que una imagen habla más que mil palabras. Durante el recorrido de la revista estadounidense «Life», cada mes se presentaba una historia en su última página. Lo que hacía única a esa historia, es que no empleaba palabras o si lo hacía, eran muy pocas. La historia era contada por medio de una fotografía. Esta fotografía podía presentar una historia de suspenso, romance, humor o dolor; y si la foto era muy buena, podía mostrar el punto central de la historia. Si logramos compenetrarnos en los personajes que aparecen en una historia como esta, en ocasiones hasta se puede prever una resolución. Cuando eso sucede, la historia representada en esa fotografía nos alcanza y nos cautiva, y podemos hasta saborear los sentimientos que ésta nos provoca. Definitivamente, una imagen sí que habla más que mil palabras.