¿Quién escribió el libro?

Sabemos poco sobre el profeta Joel aparte de unos cuantos detalles personales que se encuentran en el libro mismo. Él se identificó como hijo de Petuel (Jl 1:1), y sabemos que predicó a los habitantes de Judá porque Jerusalén juega un papel central en sus profecías. Joel comentó sobre los sacerdotes y el templo, lo cual indica una conexión fuerte con el centro de adoración de Judá (Jl 1:13-14; 2:14, 17). También se valió de símbolos naturales —el sol y la luna, las plantas y las langostas— y puso énfasis en que el mensaje de Dios impacta nuestras vidas diarias.

¿Dónde nos encontramos?

Fechar el tiempo de la escritura del libro de Joel sigue siendo una de las tareas más difíciles para los eruditos del Antiguo Testamento porque, a diferencia de la mayoría de los escritos proféticos, Joel no dio ninguna indicación explícita de su época. Específicamente, Joel evitó mencionar a los reyes gobernantes de ese tiempo. Uno de los argumentos más convincentes de una posible fecha para la escritura del libro explica esta omisión al sugerir que la profecía ocurrió en el período inmediatamente posterior a la única reina gobernante, Atalía (quien murió en el 835 a. C.). A su muerte, solo su nieto más joven, Joás, quedó para gobernar. Pero debido a que Joás era demasiado joven para reinar, el sacerdote Joiada gobernó en su lugar hasta que él alcanzó la mayoría de edad. Por lo tanto, si Joel profetizó durante este período del cuidado del niño, tendría sentido que no mencionara a ningún rey oficial. El libro de Joel también hace amplia mención de los sacerdotes, los rituales del templo y las naciones que eran prominentes a finales del noveno siglo a. C., como Fenicia, Filistea, Egipto y Edom. Todo esto señala a una fecha aproximada del 835 a. C. o poco después, lo cual significa que Joel fue uno de los primeros profetas que dejó un escrito, y que fue un contemporáneo del profeta Eliseo.

El libro enfoca su juicio profético en el reino del sur de Judá, con referencias frecuentes a Jerusalén y a la adoración en el templo (Jl 1:13-14; 2:23, 32; 3:16-18, 21). La familiaridad de Joel con esta área y con la adoración en el templo sugiere que vivió en Judá, incluso posiblemente en la misma ciudad de Jerusalén.

¿Por qué es tan importante Joel?

En el libro de Joel el énfasis puesto en el concepto y el desarrollo, del día del Señor, le da al libro un lugar importante en el canon de las Escrituras. La profecía de Joel da algunos de los detalles más impactantes y específicos de todas las Escrituras en cuanto al día del Señor: langostas que conquistan como un ejército poderoso, días envueltos en oscuridad y la luna que se vuelve roja como sangre. Arraigado en semejante simbolismo vibrante y material, este tiempo de juicio final —que aún es futuro para nosotros hoy (2 Ts 2:1-3; 2 P 3:10)— deja en claro la seriedad del juicio de Dios por el pecado.

¿Cuál es la idea central?

Aprovechando el recuerdo de una plaga de langostas en Judá, Joel se vale de una tragedia reciente para dar a conocer el mensaje del Señor sobre el juicio y la esperanza del arrepentimiento. Al hacer referencia a la terrible plaga de langostas, Joel pudo hacer que sus oyentes se identificaran con el mensaje de juicio y que este quedara grabado en sus mentes, como cuando un hierro candente graba una marca en la piel de un animal.

En el libro de Joel los lectores pueden observar que el día del Señor, que en realidad no es un solo día sino un período de juicio y restauración, consta de tres características básicas:

  • El juicio de Dios sobre el pueblo
  • El juicio de Dios sobre otras naciones
  • El sufrimiento que precede a la redención y la restauración del pueblo de Dios

Encontramos cada uno de estos elementos en el libro de Joel. Ofrece uno de los cuadros más completos en las Escrituras de este acontecimiento que, al final, será redentor para el mundo y para el pueblo de Dios (véanse Joel 2:1-11; 2:28-32; 3:1-16).

¿Cómo aplico esto?

Las visiones del futuro, como las que encontramos en Joel y en las páginas del libro de Apocalipsis, frecuentemente pueden parecer muy alejadas de nuestra existencia cotidiana. Sin embargo, sus vívidas imágenes de destrucción deberían servir para despertarnos de nuestro adormecimiento espiritual. ¿Alguna vez has luchado con un sentimiento de autocomplacencia? Una dosis fuerte de simbolismo apocalíptico, como el que encontramos en Joel, podría resolver el problema al hacerte abrir los ojos a la necesidad de seguir caminando con Dios con fidelidad cada momento de tu vida.

Artículos Relacionados

DISPUESTOS A IR

30 de junio, 2022

Tal vez hay algún lugar adonde usted siente que Dios le está llamando en este momento. Tal vez no tenga toda la información; no conoce todos los detalles; es posible que nunca haya visto a la gente con la cual va a convivir. No obstante, si la mano de Dios está en esto, puede confiar en la fidelidad del Señor.

Fe Para el Camino

30 de junio, 2022

Fe es hacer lo que Dios nos dice que hagamos, aun cuando Sus instrucciones parezcan peligrosas o nos puedan causar alguna pérdida o sufrimiento.

Su propia fe en desarrollo

30 de junio, 2022

Confiar en Dios rara vez implica decisiones fáciles. Si cada misionero buscara la comodidad, la conveniencia o lo conocido, las misiones colapsarían de la noche a la mañana. Los ministerios se retirarían y las obras de beneficencia dejarían de existir. Cada decisión de seguir la guía de Dios implica sacrificio, por lo menos el sacrificio de nuestros propios deseos.

Siete imposibilidades que Jesús hizo posible

1 de junio, 2022

¿Ese imposible en su vida? Dentro de su cascarón inquebrantable hay una gran oportunidad esperando salir a la luz. ¿Cómo lo sé? ¡Porque Jesús tiene el poder de hacer posible lo imposible! ¿Cómo puedo estar seguro? Porque Jesús demostró Su poder durante Su ministerio.

Asombrosa y Maravillosamente Hecha

9 de mayo, 2022

Las palabras de Salomón nos recuerdan que Dios no da importancia al exterior, pues no es duradero. El valor verdadero viene del corazón del que teme y sigue al Señor.

Comprometerse con el camino menos transitado

1 de marzo, 2022

La dificultad de aceptar la vida tal como es en lugar de como esperábamos que fuera es la razón por la que solo unos pocos eligen el camino menos transitado, el lugar en el que nos enfrentamos a la vida tal como es.

El juego consiste en cambiar

6 de enero, 2022

Los que se adaptan a los tiempos, los que se niegan a permanecer rígidos, los que resisten el molde y rechazan ir por el mismo camino que los demás. Esas son las almas que Dios usa de forma distinta.

Un regalo tan maravilloso que no puede describirse con palabras

23 de noviembre, 2021

Hace dos mil años en un pequeño establo en Belén, el Hijo de Dios se convirtió en Emanuel, «Dios con nosotros». Dios hecho carne, quien vivió como nosotros, sufrió como nosotros y murió como nosotros, pero sin pecado. Y siendo Dios y hombre venció el poder de la muerte para darnos vida eterna.

Cinco principios que hacen que un matrimonio perdure

4 de octubre, 2021

El compromiso es el primer ingrediente necesario para la permanencia, pero un matrimonio duradero no es necesariamente un matrimonio feliz o tan siquiera un matrimonio razonablemente bueno. Así qué, ¿qué es lo que sigue? En Efesios 4 hallamos no menos de cinco importantes principios, mandatos en realidad, que fortalecerán su compromiso al matrimonio y harán que persista.

El jardín en flor: el matrimonio como Dios lo diseñó

1 de septiembre, 2021

Mantener un matrimonio a flote no es tarea fácil. Hacer que prospere es aún más difícil. Afortunadamente, Dios ha llenado Su Palabra con principios que llenan de vida nuestra unión. Cynthia y yo hemos dedicado tiempo para encontrar dichos principios, y los hemos aplicado con frecuencia.