¿Quién escribió el libro?

El libro de Proverbios es, en esencia, una colección de dichos sabios. Al igual que Salmos, nombra a múltiples autores en varias secciones del libro. Pero Salomón estaba capacitado de manera especial para ser el autor principal de este libro. Primero de Reyes 3:5-14 relata la historia de cuando Salomón le pide sabiduría a Dios para reinar sobre Israel, y Dios gustosamente le concede su petición. Proverbios identifica a Salomón como la fuente de la mayoría de los dichos de este libro; su nombre aparece al principio de tres secciones distintas (véanse Pr 1:1; 10:1; y 25:1), que abarcan casi todos los primeros veintinueve capítulos del libro.

Una sección corta aparece en Proverbios 22:17–24:34 llamada «las palabras de los sabios» (Pr 22:17), que Salomón pudo haber compilado de varias fuentes. Una evidencia de que Salomón hizo uso de múltiples fuentes aparece en Proverbios 24:23, donde Salomón usa el sustantivo plural para «los sabios» (que también se traduce como «eruditos») para describir a los autores de esta sección. También, debido a las similitudes de este libro con las colecciones de proverbios mesopotámicos y egipcios (Las instrucciones de Amenemope, por ejemplo), es posible que Dios haya inspirado a Salomón a registrar esta sección basándose en los dichos sabios que había aprendido a lo largo de su vida.

Los últimos dos capítulos identifican a Agur (Pr 30:1) y al rey Lemuel (Pr 31:1) como sus autores, aunque las identidades de estas personas siguen siendo un misterio.

¿Dónde nos encontramos?

La composición de Proverbios sigue siendo una de las preguntas más difíciles acerca del libro. Su fuerte relación con Salomón significa que la mayoría de su contenido debe haber sido completada antes de que este murió en 931 a. C. Está claro que el libro permaneció en Judá, el reino del sur, porque los hombres de Ezequías compilaron más de los proverbios de Salomón en Proverbios 25 a 29. Esto indica que el libro probablemente ya estaba en su forma final antes del fin del reinado de Ezequías en 686 a. C.

¿Por qué es tan importante Proverbios?

Proverbios logra algo que ningún otro libro bíblico hace: simplemente ofrece numerosas instrucciones breves sobre cómo vivir una vida de sabiduría en la tierra. En tanto que otros libros articulan verdades teológicas complejas, cuentan narraciones largas de triunfo y fracaso o comunican predicación profética al pueblo desobediente, Proverbios se enfoca en instruir al pueblo en el camino de la sabiduría. Los escritores y editores del libro reconocían que existen diversas circunstancias en la vida de las personas, por lo que dieron principios ampliamente aplicables, en lugar de instrucciones de uso específico y limitado.

¿Cuál es la idea central?

Proverbios declara su tema de manera explícita al principio del libro: «El temor del Señor es la base del verdadero conocimiento» (Pr 1:7). «El temor del Señor» se refiere a la postura de reverencia, adoración y respeto que debemos tener hacia Dios. Significa vivir nuestras vidas a la luz de lo que sabemos de Él, teniéndolo en la más alta estima y dependiendo de Él con confianza humilde. Solo entonces, según enseña Proverbios, descubriremos el conocimiento y la sabiduría verdaderos (véase también Pr 9:10).

Al escribir Proverbios, Salomón esperaba que sus lectores alcanzaran una justicia práctica en todo y que lo hiciéramos viviendo vidas sometidas a la autoridad y dirección de Dios. Él explicó específicamente el propósito del libro en Proverbios 1:2-6: impartir entendimiento que impactaría cada faceta de nuestras vidas. Gran parte del libro hace énfasis en escuchar a otros para que podamos aprender de ellos y aplicar el conocimiento acumulado por aquellos que nos precedieron —como nuestros padres y los ancianos— a las circunstancias únicas de nuestras vidas (Pr 1:5, 8). La sabiduría, entonces, implica una gran medida de humildad, primero ante Dios y luego ante otros. En contraste, si decidimos hablar precipitadamente en lugar de escuchar atentamente... bueno, Proverbios también aborda eso (véanse Pr 12:13; 13:3).

¿Cómo aplico esto?

¡Léelo! ¡Luego vívelo! Proverbios contiene algunas de las perlas de verdad más aplicables de toda la Biblia. La mayoría de los proverbios de este libro son declaraciones concisas que están llenas de imágenes de nuestra vida diaria. Este acercamiento nos permite ver muy claramente cómo un proverbio particular podría aplicarse a cualquier cantidad de situaciones con las que nos topamos a diario, desde salir de la cama en la mañana hasta desarrollar bases fuertes en nuestras relaciones con otros. Proverbios nos recuerda que Dios se interesa no solo en los acontecimientos grandes y catastróficos de la vida, sino también en los momentos rutinarios e «invisibles».

¿Sigues a Dios incluso en las circunstancias aparentemente pequeñas? Permite que Proverbios reenfoque tu atención sobre todos los momentos escondidos de tu vida.

Artículos Relacionados

¿Debo Preocuparme por la Pornografía de Mi Marido?

15 de febrero, 2017

Pregunta: Descubrí algunas fotos pornográficas en nuestra computadora personal, y enfrenté a mi marido acerca de ellas. Él admitió que había estado curioseando algunos sitios, pero él dijo que no es un asunto tan grande o preocupante. Él también dijo que todos los hombres tienen sus vicios, incluso cristianos, y que no debo preocuparme de … Lea más

¿Para Qué Memorizar la Escritura?

15 de febrero, 2017

No hay otra práctica más gratificante en la vida cristiana que la memorización de la Escritura.  Así es, no hay otra disciplina más útil y más valiosa que ésta.  No hay otro ejercicio que pague más dividendos espirituales.  Su vida de oración será fortalecida.  Su testimonio será más real y mucho más efectivo.  Su consejo … Lea más

¿Se Preocupa Dios por Nuestro Sufrimiento?

15 de febrero, 2017

Agonizando en oración por un líder difícil que estaba atizando el conflicto en mi iglesia, le pedí a Dios que lo quitara y me protegiera a mi familia y a mí. Como pastor principal, me convertí en blanco de unos pocos disgustados que este hombre secretamente había envenenado en mi contra. Llegó el momento en … Lea más

Atorado en una Encrucijada: Cómo Encontrar la Dirección de Dios

30 de enero, 2017

¿Ha estado usted alguna vez inmovilizado en una encrucijada, sin poder tomar una decisión? ¿Sin poder voltear a la derecha ni a la izquierda por temor a que pudiera tomar el camino equivocado? ¿Sin poder seguir adelante por la preocupación de que su decisión pudiera hacerle daño a alguien que usted ama? Quizás usted se … Lea más

Consultemos con el Arquitecto

7 de febrero, 2017

Uno de los planos más hermosos jamás diseñados ha sido el plan de Dios para el matrimonio. Establecido antes de que haya ningún pecado en el mundo, el matrimonio ilustra el diseño de Dios perfecto para las relaciones personales. Consultemos al Arquitecto en cuanto a tres maneras de vivir en este maravilloso establecimiento llamado matrimonio. … Lea más

Creatividad y Tenacidad

7 de febrero, 2017

El 24 de mayo de 1965 un bote de cuatro metros de eslora se deslizó calladamente del puerto de Falmouth, Massachusetts. ¿Su destino? Inglaterra. Sería la embarcación más pequeña que jamás había hecho el viaje. ¿Su nombre? Tinkerbelle. ¿Su piloto? Roberto Manry, editor de copia de un periódico local, que pensó que diez años ante … Lea más

Dando lo Inesperado

8 de febrero, 2017

Hay varias maneras de describirlo: Volver la otra mejilla . . . ir la milla extra . . . hacer bien a los que nos aborrecen . . . amar a nuestros enemigos . . . acumular brasas sobre la cabeza de otro. Podemos decirlo de maneras diferentes, pero las acciones resultan lo mismo. Al … Lea más

El Dinero: ¿Empuñar o Soltar?

9 de febrero, 2017

¡Ahora esa sí que es una pregunta apropiada! Especialmente en un día cuando nuestras cuentas de cheques necesitan renacer cada mes para sobrevivir los aturdidores déficits y deudas gubernamentales. A diferencia de que los que reciben salarios increíbles por jugar algún deporte, hacer películas o cantar canciones, la mayoría nos vemos obligados a enfrentar el … Lea más

El Mejor Regalo de un Papá

9 de febrero, 2017

Oíd, hijos, la enseñanza de un padre, Y estad atentos, para que conozcáis cordura. (Proverbios 4:1) Papá, ¿es posible que usted se haya comprometido demasiado, que esté tan involucrado en su trabajo o en algún proyecto lejos de casa, o entretenimiento, que le está robando el tiempo y energía que le pertenece a su familia? … Lea más