El Profeta Que Lloró Mucho

From: US $2.00

CD
MP3
Limpiar

«Los hombres no lloran». Cuántas veces hemos escuchado decir esta frase. Asumimos que las lágrimas se hicieron para los niños y las mujeres. Solo en raras ocasiones los hombres realmente lloran y usualmente lo hacen estando a solas. ¡Cuán diferente a los personajes bíblicos! Una y otra vez leemos acerca de hombres de Dios musculosos, modelos de hombría, llorando en voz alta y abiertamente. El Salmo 56:8 dice que Dios pone nuestras lágrimas en «Su redoma» (botella) y lleva un registro de ellas en «Su libro». Si esto es así, Él ha etiquetado varias con el nombre de Jeremías. Este gran profeta muy seguido hundía su rostro entre sus manos y sollozaba en voz alta; sus lágrimas mancharon sus ropas e indudablemente empapó el diario que hoy conocemos como sus Lamentaciones. Pero antes de centrar toda nuestra atención en este libro, comprendamos un poco más a Jeremías, el hombre, sus tiempos y su ministerio.

Un Mensaje en CD o formato digital

Código de producto: LLJD01/LLJM01

Mensaje copyright © ℗ 2009 por Charles R. Swindoll, Inc. Reservados mundialmente todos los derechos. Esta producción de Insight for Living y Visión Para Vivir es solo para su uso personal. Infracción civil y de derecho de autor ocurre cuando esta producción es cargada a la Internet, representada públicamente, copiada o colocada en cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación ahora conocido o por ser inventado sin permiso escrito previo de Insight for Living y Visión Para Vivir.