¿Quién escribió el libro?

Por un tiempo breve al final de su segundo viaje misionero y luego por más de dos años en su tercer viaje misionero, Pablo ministró en la iglesia de Éfeso (Hechos 18:19-21; 19:1-41). Durante su tiempo en esta ciudad, conocida por su conexión importante con la diosa Artemisa, Pablo vio a muchos llegar a la fe en Jesucristo, y a muchos otros oponerse a la predicación que él hacía en sinagogas y hogares. Demetrio, un herrero prominente que hacía implementos para la adoración de Artemisa, vio cómo su negocio se afectaba grandemente debido a que las personas se convertían al cristianismo (Hechos 19:24-26). La casi revuelta que resultó después de que hizo una acusación al respecto contra Pablo provocó que Pablo abandonara la ciudad, aunque él ya había hecho mucho para estabilizar y expandir la comunidad cristiana de ese lugar.

¿Dónde nos encontramos?

Pablo escribió la Carta a los Efesios en algún momento entre el 60 d. C. y el 61 d. C., alrededor del mismo tiempo en que escribió Colosenses y Filemón. Envió las primeras dos cartas con Tíquico (Efesios 6:21; Colosenses 4:7-9) y la tercera con Onésimo. Fue durante este tiempo que Pablo estuvo bajo arresto domiciliario en Roma y soportó su primer encarcelamiento romano (Efesios 3:1; 4:1). Como resultado, Efesios, junto con Filipenses, Colosenses y Filemón, es una de las cuatro cartas comúnmente llamadas Epístolas de la prisión.

¿Por qué es tan importante Efesios?

En 2 Corintios y Gálatas, abundan los toques personales de Pablo, tomados tanto de su propia vida como de las vidas de los destinatarios. Efesios, por otro lado, se encuentra en el extremo opuesto del espectro. Es una de las cartas más formales de Pablo. En tanto que Gálatas da instrucciones particularmente importantes para las iglesias amenazadas por el legalismo, Efesios trata los temas que están en el núcleo de lo que significa ser un cristiano, tanto en la fe como en la práctica.

¿Cuál es la idea central?

La carta de Pablo a los efesios está dividida en dos segmentos claros. Los primeros tres capítulos se centran en la aplicación de las verdades del cristianismo. Esta primera parte hace posibles las acciones y el estilo de vida descritos en los últimos tres capítulos. Pablo escribe acerca de cómo Dios está creando una comunidad santa a través de Su don de la gracia en la muerte y la resurrección de Jesucristo. Los miembros de esta comunidad han sido escogidos por Dios, adoptados como Sus hijos e hijas a través de la obra de Cristo, y acercados al Padre a través de la fe en Él. Todas las personas con esta fe, judíos y gentiles por igual, habían estado muertas en sus transgresiones y pecados, pero ahora han sido vivificadas por la persona y obra de Jesucristo.

Si bien Pablo no estaba respondiendo a un específico problema teológico o moral, quería protegerlos contra futuros problemas al animar a los efesios a madurar en su fe. Así que, después de exponer instrucción teológica en la primera mitad de la carta, dejó claro su propósito: esperaba que esta comunidad de fe caminara de acuerdo con su llamado celestial (Efesios 4:1). Como resultado de las realidades teológicas que los cristianos aceptamos por nuestra fe en Dios, hay varias prácticas que debemos implementar en nuestras relaciones en la iglesia, en el hogar y en el mundo.

¿Cómo aplico esto?

El libro de Efesios aborda un amplio rango de verdades teológicas y comportamientos éticos para asegurar que los creyentes estén viviendo a la altura de su llamado celestial. A medida que continuamos en nuestra fe día a día, siempre existirá la tentación de ponernos cómodos y transigir. Sin embargo, Pablo presenta las verdades de nuestra fe para que nos preguntemos si nuestras vidas reflejan esas verdades como deben hacerlo.

¿De qué manera ha crecido en su vida cristiana desde que llegó a la fe en Jesucristo? En la segunda mitad de Efesios se puede ver con claridad que el crecimiento espiritual ocurre principalmente en comunidad con otros: hierro se afila con hierro (Proverbios 27:17). La madurez produce beneficios en las vidas personales de los creyentes, pero también se extiende más allá de eso. El aumento de la madurez beneficia a la comunidad en general, llevándonos como cristianos a presentar un testimonio más consistente de la obra de Dios en nuestras vidas, así como protegiéndonos de las divisiones y disputas dañinas que han plagado a tantas comunidades a lo largo de la historia.

Artículos Relacionados

¿Qué hacer cuando un líder cae?

por Charles R. Swindoll15 de febrero, 2017

La obra de Dios es sagrada. Así que cuando el que está dedicado al ministerio del evangelio desafía de manera repetida las altas y santas normas de Dios, es preciso sacar del ministerio a ese individuo. El juicio y orden del apóstol Pablo son incuestionables. La misma razón porque la obra de Dios es santa … Lea más

¿Tiene Dios Realmente el Control?

por Visión Para Vivir15 de febrero, 2016

¿Alguna vez se ha preguntado: Tiene en realidad Dios las cosas en sus manos, o acaso mi vida está patinando sin control? Yo sí. Habiendo confiado en Jesucristo a los 18 años, pronto concluí que si simplemente hacía suficientes cosas buenas, mi vida cristiana sería un ascenso continuo hacia la madurez. Numerosos reveses y fracasos … Lea más

Cinco principios que hacen que un matrimonio perdure

por Charles R. Swindoll4 de octubre, 2021

El compromiso es el primer ingrediente necesario para la permanencia, pero un matrimonio duradero no es necesariamente un matrimonio feliz o tan siquiera un matrimonio razonablemente bueno. Así qué, ¿qué es lo que sigue? En Efesios 4 hallamos no menos de cinco importantes principios, mandatos en realidad, que fortalecerán su compromiso al matrimonio y harán que persista.

Cómo Orar

por Visión Para Vivir7 de febrero, 2017

Oración. La palabra trae a la mente una variedad de imágenes. Un hombre con un chal cubriendo su cabeza canturrea oraciones hebreas de un libro destrozado. Un ministro en un traje hecho a la medida levanta sus manos y grita sus oraciones ante su congregación. Una niña pequeña se arrodilla junto a su cama, recitando … Lea más

Cómo Perdonar Cuando Alguien le ha Hecho Daño

por Charles R. Swindoll7 de febrero, 2017

Andar íntimamente con el Señor Jesús quiere decir que debemos hacerle frente a eso de perdonar a otros. Sí, debemos hacerlo. No podemos evadir ni negar el hecho de que las relaciones personales a menudo terminan en ofensas y la necesidad de perdonar. Sea que se trate de la culpa de otro, o que sea … Lea más

Cómo Reconocer una Iglesia Saludable

por Visión Para Vivir7 de febrero, 2017

Está usted en el proceso de buscar una iglesia? Eso puede ser un reto, ¿no es así? Muchos de nosotros tendemos a basarnos en cuatro factores para hacer nuestra elección: denominación, estilo de música, tamaño, y ubicación. Pero esos por sí solos no pueden decirle lo más importante: ¿es una iglesia saludable? ¿Cómo encuentra usted … Lea más

Cuando Él no está Dirigiendo

por Visión Para Vivir7 de febrero, 2017

Los días de los juegos de la infancia ya están en el distante pasado, y sin embargo las palabras del juego todavía resuenan en nuestros oídos: “¡Salgan, salgan, donde quiera que estén!” ¿Por qué el liderazgo en casa a veces parece como el juego de las escondidas? ¿Qué se puede hacer cuando un esposo no … Lea más

De Vuelta a lo Básico

por Charles R. Swindoll8 de febrero, 2017

El finado entrenador y estratega deportivo Vince Lombardi era un fanático de lo fundamental. Los que jugaron fútbol americano bajo su liderazgo a menudo hablaban de su intensidad, su empuje y su entusiasmo sin fin por la esencia del juego. Vez tras vez volvía a las técnicas básicas de bloquear y atajar. En una ocasión, … Lea más

Diez Razones Para Alabar a Dios

por Visión Para Vivir8 de febrero, 2017

El primer capítulo de Efesios describe las bendiciones que Dios le da a usted y a todos los creyentes en Cristo Jesús. Que estas diez razones para alabar a Dios vengan a su mente a menudo mientras usted recuerda todo lo que Dios ha hecho por usted. 1. Porque Él lo ha bendecido con toda … Lea más