Semana Santa

Semana Santa

Celebre Su Resurrección

Al igual que los relatos del nacimiento de Cristo, las narraciones de su crucifixión y resurrección son tan familiares para nosotros, que podemos perder verdadera intensidad del evento. Aunque Jesús le advirtió a sus discípulos, ellos no estaban en lo absoluto preparados para el trauma de Su muerte, o la conmoción de Su resurrección. Debido a que conocemos el resultado, es difícil para nosotros el identificarnos con lo que ellos debieron haber sentido.

Aunque nos hubiera gustado haber presenciado el nacimiento de Jesús, ¿a quién le hubiera gustado ver su cruel y tortuosa muerte? Pocos quieren leer los detalles de lo que Él sufrió. Hemos desinfectado la Semana Santa con lirios aromáticos y huevecillos de colores.

Pero debemos saber exactamente por qué el Padre permitió que Su Hijo fuera colgado en la cruz y por qué Jesús escogió no escapar de ella. Necesitamos comprender la gloria de su resurrección. ¿Qué mezcla de amor y poder podemos ver en estos eventos? Es casi contemplar a Jesús oyendo las alabanzas y viendo las lágrimas en los ojos de los futuros creyentes cantando:

Mi pecado Oh, la felicidad de este glorioso pensamiento
Mi pecado, no en parte, pero en todo,
Es clavado en la cruz, y no lo llevo más,
¡Alaba al Señor, alaba al Señor, Oh alma mía! ¹

Los recursos de esta página le ayudarán a entender mejor lo que realmente sucedió cuando Jesús murió y resucitó de entre los muertos; el por qué no había otra alternativa, y por qué eso hace hoy ¡toda la diferencia!
1 Horatio Spafford: "Estoy bien”.

Recursos Relacionados

La sorpresa en el camino a Emaús

16 Abr 2017
Lucas 24:13-35

A medida que amanecía el domingo por la mañana, y la fiesta de la Pascua llegaba a su fin, dos de los seguidores de Jesús regresaban a casa. Desmoralizados y desilusionados ellos habían decidido dejar atrás sus...

Las tinieblas y la luz

15 Abr 2017
Marcos 15:43-46
Juan 19:38-42
2 Corintios 5:21
1 Pedro 2:24, 3:18
1 Pedro 3:18

Cuando José de Arimatea solicitó el cuerpo de Jesús y lo puso en una tumba nueva, la imagen parecía un símbolo de cómo todos los sueños que rodeaban la muerte del Mesías también yacían acabados junto al cuerpo...

¿En qué estaba pensando Jesús?

14 Abr 2017
Isaías 56:3-4
Lucas 4:13
Filipenses 2:6-8

Jesús, agonizando, pensaba en usted. Pensaba en presentarlo a Su Padre celestial bañado en la sangre que ahora se vertía desde Su costado. Sus pensamientos estaban en el gozo por venir.

Artículos Relacionados

En Realidad, ¿Murió Jesús?

¿Murió Jesús físicamente? Nos atrevemos a hacer esta pregunta, y sin embargo tiene enorme significación para nosotros. Si Jesús en realidad no murió en la cruz por nuestros pecados, entonces la Biblia sería un mito. Sin embargo, si Jesús en efecto murió por nosotros, entonces su sacrificio de amor exige una respuesta personal.    Lea más

Del Huerto al Gólgota Los Sufrimientos de Jesús del Huerto al Gólgota

Oímos el ruego de Jesús en el huerto del Getsemaní toda temporada de Pascua de Resurrección. La prueba que le esperaba a Jesús era física, emocional y espiritual; una aflicción tan intensa que instruyó a Pedro, Jacob y Juan que se quedaran cerca de él y oraran. Una agonía tan extrema que el Padre envió a un ángel para fortalecer al Hijo porque sabía que la experiencia sería más de lo que el Hijo podría soportar por sí solo.    Lea más

La Evangelista del Cementerio

Deténgase un momento y piense en esto: ¿Qué tal si la resurrección de Jesús fuera un fraude, perpetrado por un grupito de fanáticos que trataban de empezar una nueva religión? ¿Qué, entonces, significan sus fugaces setenta años en la tierra?    Lea más

No se Preocupe . . . ¡Ha Resucitado!

El día en que Jesús fue crucificado, una siniestra tiniebla oscureció el sol y cubrió a Jerusalén con una cubierta de mal. Cualquiera que viera estos acontecimientos con ojos carnales pensaría que la oscuridad, el diablo y la muerte habían derrotado al Hijo de Dios de una vez por todas.    Lea más

Nuestro Pedacito de Cielo

La resurrección es real. Sabemos que es real porque Cristo ha resucitado. Y, según el Nuevo Testamento, Él es “la primicia.” Esa es una expresión que significa “muestra de que habrá más.”    Lea más

Distribuir contenido