Proverbios 4:5

Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia;
No te olvides ni te apartes de las razones de mi boca.

Proverbios 4:5

Todos estamos rodeados y nos beneficiamos con los resultados de la curiosidad de alguien más. Mencionemos unos pocos: Encima de mi cabeza hay una luz eléctrica brillante. Gracias, Tomás Edison. Sobre mi nariz hay anteojos que me permiten enfocar. Gracias, Benjamín Franklin. En mi garaje hay un coche listo para llevarme a donde quiera que lo conduzca. Gracias, Henry Ford. En mis anaqueles hay libros llenos de páginas interesantes y cuidadosamente investigadas. Gracias, autores.

Mi lista puede seguir y seguir. También la suya. Debido a que algunos se preocuparon lo suficiente como para soñar, para buscar, para persistir y completar su búsqueda, nuestras vidas son más cómodas, más estables.

Eso es suficiente para estimularme. ¿Y qué de usted?

Adaptado del libro, Sabiduría Para el Camino: Palabras Sabias para Personas Ocupadas (Grupo Nelson 2008). Copyright © 2008 por Charles R. Swindoll, Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.