La Perseverancia halla Favor ante Dios

Cuando usted soporta, y pone la gracia en exhibición para la gloria de Dios, usted puede revolucionar su lugar de trabajo o cualquier otra situación.

Manejando el Maltrato

Cualquiera puede aceptar con gracia un galardón, y muchos pueden incluso recibir su castigo con paciencia cuando han hecho algo malo. Pero ¿cuántos están equipados para manejar el maltrato después de haber hecho el bien? Sólo los creyentes están equipados para hacer eso.

Gracia Para Todo Matiz de Tristeza

Es en el fuego refinador de Dios que se revela la autenticidad de nuestra fe. Y el propósito de estas pruebas de fuego es para que podamos salir como oro purificado, a semejanza reluciente del mismo Señor Jesucristo.

Interés y preocupación por otros

En lugar de llevar un historial de lo que hemos hecho o a quién hemos ayudado, nos deleitaremos en olvidar la obra u obras, y pasar virtualmente desapercibidos. Nuestra hambre de reconocimiento público se reducirá significativamente.

Sublime Gracia

Dios no sonríe debido a la muerte y resurrección de su Hijo. Es gracia, amigo mío, sublime gracia.

El Peso de la Preocupación

Qué maravilloso que Dios personalmente cuide de las cosas que nos preocupan y llenan nuestros pensamientos. Él se preocupa por ella es más de lo que nosotros nos preocupamos.

Aprendiendo humildad

Solo «actúe mediano». Sea confiable, honesto, reflexivo y realista. Sin importar su posición elevada o la gran cantidad de honores, grados o logros que tenga, siga siendo usted mismo.

El crisol

Al convivir con las pruebas de la vida y las tentaciones; al permitirles que entren a nuestro mundo privado y que generen la peculiar cualidad de la perseverancia, nos convertimos en personas con un carácter maduro.

Descansando en silencio

Si fuese por nosotros, optaríamos por los extremos casi todo el tiempo. Eso explica por qué la Palabra de Dios con frecuencia nos pide moderación y autocontrol, suavizando nuestras cortantes vidas con muchas curvas peligrosas que nos obligan a disminuir la velocidad.

Patriotismo

Hasta que no nos demos permiso a nosotros mismos de ser las personas únicas que Dios diseño que fuésemos y hacer las cosas impredecibles que su gracia nos permite hacer, vamos a seguir marchando en el círculo de temor, timidez y aburrimiento.