Romanos 3:23-24

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos
de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.
Romanos 3:23-24

Deténgase y piense: Al crecer en la muerte sustitutiva de Jesucristo y su resurrección corporal, el pecador, en un tiempo perdido, es instantánea, incondicional y permanentemente «declarado justo ciento por ciento». Cualquier cosa menos, y no somos justos. . . somos casi justos.
Si somos declarados el 99.9 por ciento justos, habría que reescribir algunos versículos de la Biblia. Como Isaías 1:18 que entonces tal vez diría: «Vengan luego, dice el Señor, y estemos a cuenta; si sus pecados fueren rojos como la grana, serán hechos ligeramente rosados».
¡Absurdo! La promesa de pecados perdonados es todo o nada. El ochenta por ciento nos serviría. . .
Cuando nuestro Señor dijo «Todo está terminado», quiso decir «terminado».

Adaptado del libro, Sabiduría Para el Camino: Palabras Sabias para Personas Ocupadas (Grupo Nelson 2008). Copyright © 2008 por Charles R. Swindoll, Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.