La santidad de Dios, nuestra necesidad

En un mundo que ya está lleno de ego, personas que viven impresionándose mutuamente, y que se han separado del único Santo, merecedor de alabanza, debemos darle un vistazo a Él en Su incomprensibilidad. Él es nuestro Dios infinito.

Tocando una fibra sensible de armonía

Cada uno de nosotros tenemos nuestro propio conjunto de capacidades en las cuales sobresalimos naturalmente. Dios planeó que haya diferencias, variedades y capacidades singulares en la iglesia. Era tan importante Su interés de que nosotros lo comprendiéramos, que lo mencionó varias veces en el Nuevo Testamento.

Gratitud por la guía de Dios

No hay un cristiano que esté leyendo estas palabras que no haya pasado por ese sendero o haya tenido dificultad para convencer a los demás de que lo que está haciendo es correcto. Muchos cristianos han soportado las miradas de desaprobación y quizás hasta el consejo bien intencionado de aquellos que nos dicen que no es buena idea

Creciendo hacia la madurez

Madurar es una jornada cuesta arriba. Tenemos que dar todo de nosotros. Para comenzar, no podemos permitir que nuestra actitud tome el control. Si lo hacemos, nos volveremos personas negativas y quejumbrosas.

Gratitud por la gracia

Existen algunas personas que hacen un gran esfuerzo para ocultar sus orígenes humildes. Con frecuencia pensamos que debemos enmascarar la verdad del pasado esperando que así las personas no piensen mal de nosotros, especialmente si el presente es mucho más respetable que el ayer. Pero la verdad es que cuando nos quitamos la máscara, generalmente la mayoría no se asusta; más bien se acercan más a nosotros.

Piedad en una cultura despiadada

Para el mundo, los cristianos evangélicos representan una gran cantidad de conceptos confusos y contradictorios. Decimos que hemos «nacido de nuevo» pero rechazamos la reencarnación. Hablamos en voz alta con alguien que no vemos. Fundamentamos nuestra vida en un libro que creemos que Él escribió, aunque no lo vimos hacerlo.

Resistencia en las pruebas

¿Les estoy escribiendo a algunos peregrinos cansados? ¿Se ha vuelto el camino largo y la esperanza corta? Tome la determinación de terminar bien. Muchos comienzan la vida cristiana con gran emoción. Pero, ¿cuantas personas de setenta y cinco años o más conoce que terminaron su carrera con el mismo entusiasmo?

Recordando que Dios es fiel

El vínculo esencial entre la gracia de Dios y nuestra paz es la misericordia—La compasión infinita de Dios demostrada activamente hacia los que están en miseria. Algo importante que hay que recalcar es que la misericordia no es lástima. No significa dolor o comprensión de nuestra prueba sino más bien el alivio divino que genera paz dentro de nosotros.

Dudas Diarias

El hombre se encontraba angustiado. Profeta o no, él estaba batallando con la justicia de Dios. Muy dentro de sí dudaba de la presencia de Dios. «¿Dónde está? ¿Por qué el Señor se ha desvanecido en el momento en que más lo necesito?»

Visiones Luminosas Brillan desde lo Lejos

Una falta de dirección específica o una palabra de aliento por parte de Dios dejó a los israelitas con una sola opción: confiar en que Dios continuaba obrando en su época tal como lo había hecho en el pasado.