Alabemos a Dios en todo momento

El Salmo 149 anima al pueblo de Dios para que le alabe en todo momento, a pesar de las circunstancias. En épocas de bendición, ¡alábele! En épocas de sufrimiento, ¡alábele! En épocas de guerra, ¡alábele!.

La perspectiva

Como puede ver, la perspectiva añade una brisa de aire fresco a lo que de otra manera serían las demandas sofocantes de la vida. Ella abre nuevas dimensiones que nos permiten sobrellevar lo predecible. . . afloja la tiranía de lo urgente. La perspectiva provee un espacio necesario.

Abueleando, Segunda parte

Los abuelos han cometido suficientes errores como para entender que el perfeccionismo es un duro capataz y que la culpabilidad autoimpuesta es un asesino endurecido. Podrían ser instructores magníficos, pero sus mejores lecciones son entregadas por contagio, no por enseñanza.

Abueleando, Primera parte

¿No es bueno Dios? Generación tras generación, Él provee un nuevo par de abuelos . . . una siempre-presente contracultura en nuestro mundo tan ocupado.

Un rato libre, Primera parte

Su propio rato libre le ayudará a ponerle tapones a las filtraciones de la falta de disciplina y el descuido en su dique del tiempo. También aplastará su fijación por la procrastinación. ¡Por fin!

Dios Está a Cargo

Con razón nuestro hogar celestial tiene puertas de perlas para dar la bienvenida a los lastimados y heridos que han respondido correctamente al aguijonazo de las irritaciones.

Auxilio Pronto

«Dios es nuestro amparo y fortaleza. Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones». ¡Qué esperanza para los que luchan en la batalla de las debilidades personales!

Confianza Perfecta

Más tarde, cuando el santo fugitivo salió a la luz del sol, pronunció estas aleccionadoras palabras: «En donde está Dios, una telaraña es una muralla; donde Él no está, una muralla es solo una telaraña».

Libre de Estrés

Pero permítame asegurarle que Dios está obrando y realizando su plan misterioso (misterioso para nosotros), que desafía la lógica humana.

Preceptos y Principios

Siempre que se ve la frase bíblica «Esta es la voluntad de Dios», uno sabe con certeza cuál es la voluntad de Dios. También se sabe que desobedecerla es quebrantar la Palabra de Dios. Otras indicaciones claras de su dirección son los preceptos y principios en la Biblia.