No hay lugar para islas

Nos necesitamos unos a otros. Usted necesita a alguien y alguien lo necesita a usted. No somos islas solitarias. Para lograr que esto que llamamos vida funcione, tenemos que descansar en y apoyar a. Y relacionar y apoyar. Y dar y recibir. Y confesar y perdonar. Y estirar los brazos y abrazar. Y soltar y confiar.

Un encuentro en la carretera hacia Damasco, Primera parte

En un diálogo sofisticado sobre la religión, la discusión directa del perdón de pecados a través de la sangre de Cristo en la cruz y Su milagrosa resurrección son igual de bienvenidas como lo sería un busto de Martín Lutero de tamaño real en el Vaticano.

Una temporada para acercarse a Él

por Charles R. Swindoll7 de noviembre, 2022

Cuando el papel de regalo esté en la basura y la escena de la natividad esté de nuevo en una caja guardada y la familia haya dicho adiós y la casa se sienta vacía de nuevo al igual que usted. . . Hay una Persona que está esperando para llenar su corazón y renovar su esperanza. Él estuvo ahí el 24 de diciembre y estará ahí el 26 de diciembre.

Pídale a Dios que se Haga Cargo

¿Se interesa Dios por el número de cabellos en nuestro cuero cabelludo? ¿Se preocupa Él si una golondrina cae? Sí, su Palabra nos asegura que así es. Entonces tenga la seguridad de esto: Dios es especialista en las cosas que lo carcomen a usted por dentro; las cosas que usted teme mañana o la próxima semana.

Manos Abiertas, Corazones Abiertos

«Me someto a ti. Estoy esforzándome duro por oír lo que estás diciendo. Total, y completamente admito mi dependencia. Acudo a ti buscando respuestas. Y espero».

Perspectivas y Preferencias

Todo esto explica por qué le doy tanta importancia a dejar «espacio disponible» en nuestras relaciones personales. Es posible que la persuasión teológica de uno no se doblegue, pero la participación de uno con los demás debe hacerlo.

Los Caminos de Dios Desafían la Explicación

Usted ha empezado a andar con Dios como nunca antes en su vida, pero en esa senda de obediencia se ha cruzado con situaciones que sencillamente desafían toda explicación; usted ha encontrado situaciones que parecen ser contradictorias.

Un Cargo que no Podemos Llenar

Cada uno de nosotros pertenece al mismo Señor. Cuando dejamos de dictar, es fácil que otros maduren al seguir la dirección del Señor. Dejar en libertad a otros quiere decir que nunca asumimos un cargo para el que no llenamos los requisitos.

Usted Perdió. Olvídelo

La obra de Dios se atranca cuando no somos lo suficientemente grandes como para recibirlo en la equidad y decir: «¡Perdimos!»