Perspectivas y Preferencias

Todo esto explica por qué le doy tanta importancia a dejar «espacio disponible» en nuestras relaciones personales. Es posible que la persuasión teológica de uno no se doblegue, pero la participación de uno con los demás debe hacerlo.

Los Caminos de Dios Desafían la Explicación

Usted ha empezado a andar con Dios como nunca antes en su vida, pero en esa senda de obediencia se ha cruzado con situaciones que sencillamente desafían toda explicación; usted ha encontrado situaciones que parecen ser contradictorias.

Un Cargo que no Podemos Llenar

Cada uno de nosotros pertenece al mismo Señor. Cuando dejamos de dictar, es fácil que otros maduren al seguir la dirección del Señor. Dejar en libertad a otros quiere decir que nunca asumimos un cargo para el que no llenamos los requisitos.

Usted Perdió. Olvídelo

La obra de Dios se atranca cuando no somos lo suficientemente grandes como para recibirlo en la equidad y decir: «¡Perdimos!»

Alivio Divino

Dios llama misericordia a esta dádiva divina de alivio. Como lo oye, la misericordia Es gemela junto con la gracia . . . El eslabón esencial entre la gracia de Dios y nuestra paz es su misericordia . . . es decir, la compasión infinita de Dios activamente demostrada hacia el desdichado.

La Libertad de la Gracia de Dios

¿No es extraño entonces, ahora que usted y yo hemos crecido y nos hemos convertido en creyentes, cuán renuentes somos de darnos permiso para hacer . . . o pensar . . . o decir . . . o comprar y disfrutar . . . o ser diferentes y no preocuparnos por lo que otros digan?

Terminado

Al crecer en la muerte sustitutiva de Jesucristo y su resurrección corporal, el pecador, en un tiempo perdido, es instantánea, incondicional y permanentemente «declarado justo ciento por ciento».

Superando la culpa al recordar de quién somos

Nuestros pensamientos, sean positivos o negativos, se desarrollan cuando son fertilizados con la repetición. Eso puede explicar porque las personas deprimidas se mantienen así y las personas alegres continúan alegres toda la vida. La felicidad es una cuestión de tener un pensamiento correcto.

Mentes saludables

Periódicamente nos encontramos en situaciones donde no sabemos qué hacer o cómo reaccionar. La vida pareciera traer esas épocas de desesperación con frecuencia. Es allí donde debemos pedir ayuda.

Desde la perspectiva de Dios

Si usted gime y deja que su semblante refleje alguna medida de agitación interior, la gente arruga la frente con actitud condenatoria como queriendo decir que usted no está andando en el Espíritu.