El Proceso de Preparación

Todo lo que yo soporto está diseñado para prepararme para servir a otros más eficazmente. Todo. Puesto que mi Padre celestial está dedicado a moldearme a la imagen de su Hijo, Él sabe el valor último de esa experiencia dolorosa.

El Amor de la Gracia de Dios

Dios es el autor del alivio. Él es el que nos concede la paz, la satisfacción, la calma. Es más, pienso que alivio es un sinónimo maravilloso de misericordia. La misericordia es la compasión activa de Dios, que Él demuestra al desdichado. Cuando estamos en tiempo de profunda angustia y Dios activa su compasión para darnos alivio, experimentamos misericordia.

Un Corazón que Escucha

Hay un plan arreglado por Dios para este mundo nuestro, y eso incluye un plan específico para usted. Y en todo día ordinario y en todo momento extraordinario, hay un Dios que constantemente lo está buscando.

Libre de Ansiedad

Podemos mantener nuestras mentes libres de ansiedad cuando en oración le dejamos al Señor la carga de nuestras preocupaciones. Al librarnos de las cosas que nos doblegan, abrimos espacio para que la alegría tome su lugar.

Marque Su Lugar de Reunión

Usted necesita un lugar donde pueda sentarse y disfrutar de compañerismo sin interrupciones con su Señor. Le advierto, si usted no arregla un lugar apropiado, con probabilidad no se reunirá con Dios con regularidad.

El Sufrimiento Simplifica la Vida

Las adversidades ponen nuestra fe a prueba, así como también agranda nuestra confianza en Dios. Nos obligan a regresar al lecho de roca de la fe sobre el cual descansa nuestro cimiento, y esto se convierte en un proceso refinador y necesario.

Arroyos Quietos y Tranquilos

¿Ha hecho esto su Pastor? ¿Ha intervenido Él recientemente y ha hecho de esos torrentes atareados de su vida una fuente de refrigerio al calmarlos, al poner orden en el caos?

Deje de Correr Asustado

¿Sabía que usted opera de peor manera cuando está asustado? Un poco de temor es bueno cuando hay peligro presente, pero un montón de miedo es desmoralizador. Quita la esperanza, el sueño, la visión, la posibilidad de vencer . . .

Los Pastos de Dios son Verdes

Cuando Dios interviene en nuestro mundo frenético y vertiginoso, a menudo nos obliga a descansar. Si eso ocurre en su vida, dé gracias; ¡los pastos son verdes!

A la Sombra del Salvador

Si usted quiere ser un hombre o una mujer de Dios que desea vivir una vida Santa que deje su marca en este mundo, usted debe estar a la sombra del Salvador.