Maestro

Jesús, el Maestro, tiene el control. Hoy es igual de poderoso que cuando caminó sobre la tierra. Tiene control del viento y de las olas de nuestras vidas. Podemos acudir a Él con nuestros problemas y dificultades, con vidas llenas de males, seguros de Su compasión y habilidad para salvarnos.

Ana: Orar hasta que ocurra

Podemos confiar en que la soberanía de Dios tuvo en cuenta las oraciones de Ana en el tiempo perfecto de Dios. Solo basta con decir que Ana había sido fiel en la oración, y creyó que Dios sería fiel a Su Palabra, aunque los días se convirtieran en meses. . . y en años. . . y en décadas.

Elisabet: Regocijarse en la bendición de Dios

Como esposa infértil de un sacerdote, Elisabet podría haber decidido hundirse en la amargura de todos esos años sin tener hijos. Sin embargo, ella permaneció fiel. Su respuesta a la visita de María y a su propio embarazo dejaron claro que su vida estaba llena de gozo.

«PADRE EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU»

Nos motiva saber que Jesús en oración encomendó Su alma al cuidado de Su Padre porque Él sabía Su Padre le esperaba con anhelo para recibirle en el cielo. Esa misma seguridad de que será recibido en el cielo puede ser suya hoy.

«HOY ESTARÁS CONMIGO»

Ninguna cantidad de pecado o perversidad puede superar a la gracia de Dios. A Satanás le encanta distraernos haciéndonos acuerdo de nuestros fracasos pasados. Pero en Cristo tenemos el poder para vencer a Satanás y dominar la culpa de nuestro pecado.

«PADRE, PERDÓNALOS»

La verdad es que Dios sigue buscando a los pecadores espiritual­mente perdidos y les ofrece gracia y perdón por medio de Su Hijo Jesucristo. Además, el Señor quiere que Sus hijos modelen esa gracia y perdonen con amor a los demás.

El perdón divino: La primera súplica desde la cruz

por Carlos A. Zazueta29 de febrero, 2024

Este primer llamado al perdón nos invita a reflexionar sobre el amor de Dios y Su inmensa gracia. Nos desafía a perdonar como hemos sido perdonados, a amar incondicionalmente y a vivir en la libertad que solo el verdadero perdón otorga. En un mundo marcado por el dolor y la división, las palabras de Jesús brillan como un faro de esperanza, recordándonos que el perdón es el primer paso hacia la sanación y la reconciliación.

Un regalo extendido

No es demasiado tarde para dar algunas cosas esta Navidad. No solamente el día de Navidad, sino durante los días posteriores al 25 de diciembre. Podríamos llamar a estos regalos diarios «nuestros proyectos de Navidad».

Para algunos pobres pastores

La Escritura nos revela que “Dios ha escogido lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios” y Jesús mismo, en Su edad adulta, dijo: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios y a inteligentes, y las revelaste a niños”.