Para Mujeres

Gracia Matrimonial

Por eso les repito: cada hombre debe amar a su esposa como se ama a sí mismo, y la esposa debe respetar a su marido. (Efesios 5:33, NTV)

Mientras más se despierta la gracia de Dios en un matrimonio, menos los esposos intentarán controlar y restringir y menos las esposas sentirán la necesidad de «agradar cueste lo que cueste». Esa gracia hace más fácil administrar el matrimonio.

La gracia liberta y afirma; no sofoca.

La gracia valora la dignidad de los individuos; no la destruye.

La gracia respalda y estimula; no siente celos ni suspicacia.

Tomado de Charles R. Swindoll, Day by Day with Charles Swindoll (Nashville: W Publishing Group, 2000), 157-158. Copyright © 2000 por Charles R. Swindoll, Inc. Reservados todos los derechos.

Consultemos con el Arquitecto

Uno de los planos más hermosos jamás diseñados ha sido el plan de Dios para el matrimonio. Establecido antes de que haya ningún pecado en el mundo, el matrimonio ilustra el diseño de Dios perfecto para las relaciones personales.

Consultemos al arquitecto en cuanto a tres maneras de vivir en este maravilloso establecimiento llamado matrimonio. Usaremos Proverbios 24:3-4 como nuestra base:

Con sabiduría se edificará la casa,
Y con prudencia se afirmará;
Y con ciencia se llenarán las cámaras
De todo bien preciado y agradable.

Adaptado de Charles R. Swindoll, “Let’s Consult the Architect,” Insights (Feb. 2000):1-2 Copyright © 2000. Charles R. Swindoll, Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.

Aniversarios

Difícil de creer, pero Cynthia y yo recientemente celebramos nuestro sexagésimo aniversario. Sí, lo leyó bien: ¡eso es diez años más de un medio siglo! Recuerdo que miraba a los que celebraban sus bodas de plata, es decir veinticinco años de casados, como individuos que estaban a un paso de una silla de ruedas. Y aquí estamos, Cynthia y yo, acercándonos a 61 años de casados. ¡Cómo vuela el tiempo! Para cuando la cara queda libre de espinillas, la mente empieza a fallar; o por lo menos, se vuelve algo nublada. ¿Por qué?

Adaptado de Charles R. Swindoll, Growing Strong in the Seasons of Life (Portland, Ore.: Multnomah, 1983), 221-22. Copyright © 1983 por Charles R. Swindoll, Inc.

Líderes con Corazón de Siervos

Lea Ester 2:10-20.

Ester conservó un espíritu continuamente enseñable. “Mardoqueo le había mandado que no lo declarase. . . . Y Ester, según le había mandado Mardoqueo, no había declarado su nación ni su pueblo; porque Ester hacía lo que decía Mardoqueo, como cuando él la educaba” (Ester 2:10, 20).

Tomado de Charles R. Swindoll, Great Days with the Great Lives: Daily Insight from Great Lives of the Bible (Nashville: W Publishing Group, 2005) 196. Copyright © 2005 por Charles R. Swindoll, Inc. Mundialmente reservados todos los derechos.

Grietas Insensatas

“No hay excepciones a la regla de que a todos les gusta ser la excepción a la regla”.

Este dicho parece ser especialmente cierto en individuos excepcionales. Tómese a Salomón, por ejemplo. Dios le dijo: “¡te concederé lo que me has pedido! Te daré un corazón sabio y comprensivo, como nadie nunca ha tenido ni jamás tendrá” (1 Reyes 3:12, enfasis añadido). ¿Quiere hablar de alguien excepcional? Y sin embargo, Salomón se convirtió en la excepción a su propia sabiduría.

Tomado de Wayne Stiles, “Unwise Cracks,” Insights (septiembre 2005): 1-2. Copyright © 2005, Insight for Living. Todos los derechos reservados mundialmente.

La Clave del Éxito en un Matrimonio

Después de entregarle su vida a Jesucristo, el casarse es la segunda decisión más importante de su vida. Por esa razón es muy importante que conozca la voluntad de Dios y el tiempo de Dios para casarse, pero sobre todo, debe existir un firme compromiso a permanecer junto a su pareja.

Tomado del mensaje por Charles R. Swindoll y Carlos A. Zazueta, Un Llamado al Compromiso, de la serie Regresar al Diseño Original. Copyright © 2012 por Charles R. Swindoll Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.