La mujer virtuosa: Agradar a Dios por encima de todo

Una mujer que agrada al Señor vive la vida. Ella trabaja duro dentro y fuera de la casa. Ella trabaja de forma inteligente, haciendo inversiones inteligentes de su tiempo y dinero. No se preocupa o tiene miedo. No mira atrás.

Ester: Esperar a que Dios obre

El Señor sujetó el corazón de Ester y no tuvo miedo de la situación a la que se enfrentaba. Fue un paréntesis silencioso y poderoso en su vida, y Dios lo honró.

Jezabel: Perder el control por querer agarrarlo

En Su gracia paciente, el Señor ata a los hombres y mujeres malvados dándoles suficiente longitud como para que den la vuelta. Pero cuando no lo hacen, Dios entra en escena y tiene la última palabra.

Las Esposas de Salomón: Torcer el corazón del esposo

El estándar de Dios no ha cambiado. El Nuevo Testamento reitera que un cristiano solo debe casarse con otro creyente, alguien que pueda llevar el peso de una vida de fe (2 Corintios 6:14). Dios sabe que un esposo puede influenciar el corazón de su esposa, ya sea para bien o para mal.

La Reina de Saba: Buscar la verdad y la sabiduría

Cada mujer que satisface su curiosidad intelectual buscando sabiduría de arriba y «comprando» la verdad de Dios, es una mujer de gracia y belleza, y si usted hace las dos cosas, muchos la llamarán mujer de valor.

Betsabé: Entrar en adulterio

Y esta es la lección que sacamos del pecado de Betsabé: todos somos responsables por lo que hacemos. Sea buscando una relación fuera del matrimonio o dejando de pase, todas elegimos lo que hacemos.

Abigail: Salvar el cuello del esposo

Bueno, los caminos de Dios son misteriosos. Pero no pensó eso. Inmediatamente puso un plan en acción que protegería a su esposo de daño, no porque lo mereciera o porque era bueno, sino porque ella era buena. Dios estaba obrando en el corazón de esta mujer. A pesar de la estupidez de su esposo, Abigail eligió ser fiel en su papel como esposa.

Rut: Encontrar la gracia de Dios en los tiempos difíciles de la vida

¿Quién habría adivinado que, en el momento más oscuro de la vida de Rut, la gracia de Dios brillaría más fuerte? Cuando más dolía su vida, Él redimió su pérdida y proveyó no solo para cubrir su necesidad inmediata sino también su salvación. . . además de tener un lugar de honor en el linaje del Salvador del mundo.