La sombra del gigante, Segunda parte

Para ser un guerrero de Dios, para pelear a Su manera, demanda mucha más habilidad y control de lo que uno pueda imaginar. Usar la honda y piedra del Espíritu es algo mucho más delicado que golpear con el palo de la carne.

¿No puede . . . o no quiere? Segunda parte

Los que no son cristianos tienen todo el derecho y la razón para usar no puedo, porque ¡realmente no pueden! Ellos son víctimas, atrapadas y atadas como esclavos en una feroz e interminable lucha. Sin Cristo y Su poder, les falta lo que necesitan para poder experimentar cambios permanentes. ¡Ellos no lo logran porque no pueden!

Un regalo extendido

No es demasiado tarde para dar algunas cosas esta Navidad. No solamente el día de Navidad, sino durante los días posteriores al 25 de diciembre. Podríamos llamar a estos regalos diarios «nuestros proyectos de Navidad».

Haciendo trampa

¿Tiene usted dificultades para dormir porque su deshonestidad le tiene alterado? ¡Maravilloso! Usted debe de estar contento porque no puede dormir. ¡Es el tramposo que puede dormir el que tiene un gran problema sobre el cual valdría la pena perder el sueño!

Ofrendas, Segunda parte

El tiempo tradicional de ofrenda se convierte en un tiempo de «sacrificio continuo de alabanza» . . . un tiempo cuando Dios recoge el fruto que «proclamamos» con la boca. Lo que es más impresionante es cómo el jugo de ese fruto sana el dolor que usted siente en el bolsillo izquierdo de su pantalón.

Ya era tiempo, Primera parte

Cualquier fracaso que he experimentado, cualquier error que he cometido, cualquier locura que he observado en la vida privada y en la pública, ha sido la consecuencia de haber actuado sin pensar.

Ámese a sí mismo, Ame a su Esposa

El amor que debemos demostrar a favor de nuestras esposas está en directa proporción al amor que nos tenemos nosotros mismos; no engreimiento ruidoso, sino un profundo y tranquilo sentido de valía propia.

Flexible y Dispuesto

¿Está usted abierto al cambio en su vida? ¿Está dispuesto a correr el riesgo? ¿Es usted flexible lo suficiente como para innovar? ¿Está usted dispuesto a tolerar la pura posibilidad de hacer un cambio gigantesco en la dirección de su vida?

Ni un Momento Perdido

Dios nos dice que no seamos necios, sino que seamos sabios, aprovechando al máximo nuestro tiempo, aprovechando toda oportunidad que aparece en nuestro camino y usándola sabiamente.

Todas las Murallas Finalmente Caen

Todas las murallas finalmente caen. Incluso las nuestras. Incluso las que se levantan contra nosotros. En el análisis final, ¡Cristo vence! . . . No hay muralla tan grande para la que Él no sea incluso más grande.