Mano a Mano

Solo cuando les cuento a otros las experiencias de mi vida puedo disfrutarlas y soportarlas con mayor agrado. Eso fue lo que hicieron los primeros creyentes. Aprendieron rápidamente que la supervivencia iba mano a mano con el «compañerismo».

La Búsqueda de la Felicidad

Cuando el dinero es nuestro objetivo, vivimos con el temor de perderlo, lo que nos hace paranoicos y suspicaces. Cuando la fama es nuestro objetivo, nos volvemos competitivos a fin de que otros no nos superen, lo que nos hace envidiosos.

Año Nuevo… ¿vida nueva?

Al hacer memoria de los recuerdos de este año, deberíamos preguntarnos: ¿Me he acercado más al Señor en este último año? ¿Ha habido progreso espiritual en mi vida? ¿He desarrollado más los dones que Dios me ha dado?

Salve la deidad encarnada

Al entregarse a sí mismo, Jesús de manera voluntaria hizo a un lado las prerrogativas y los prerrequisitos de la vida que Él conocía, una existencia que Él había disfrutado. Había cedido el derecho a esa clase de vida diciéndole al Padre: «Yo iré».

Un regalo tan maravilloso que no puede describirse con palabras

por Charles R. Swindoll23 de noviembre, 2021

Hace dos mil años en un pequeño establo en Belén, el Hijo de Dios se convirtió en Emanuel, «Dios con nosotros». Dios hecho carne, quien vivió como nosotros, sufrió como nosotros y murió como nosotros, pero sin pecado. Y siendo Dios y hombre venció el poder de la muerte para darnos vida eterna.

El Afán Distrae

Estar afanosos. Es una palabra que intriga. Literalmente quiere decir «estar dividido», o «distraído».

Una Melodía Dulce y Atractiva

Permítame instarle a que se haga cargo hoy de su mente y emociones. Permita que su mente se banquetee en comida nutritiva para cambiar.

¿En qué estaba pensando Jesús?

No hubo momento donde Jesús se sintiese más débil, donde tuviera más dolor, más soledad y donde se sintiera más humano, que en ese momento. Pero a pesar de la hostilidad de la injusticia, Jesús siguió confiando Su vida al Padre.

Luchar contra el egocentrismo

Ayúdanos a verte como Rey, como el origen de la vida, el Dios que perdona todos los errores, que comprende nuestras frustraciones; que calma los temores; el Rey que reina sobre nuestras vidas de manera suprema.

Anticipando su regreso

Es asombroso notar la renovación mental que ocurre en nuestra escala de valores. El regreso de Cristo nos lleva a lo básico, ¿cierto? ¿Con qué frecuencia dedicamos tiempo a cosas que ciertamente necesitan nuestra atención. . . pero que abruptamente se saldrán de enfoque al sonido de la trompeta?