La envidia, Segunda parte

Recuerde, la carrera aún no ha terminado. Y aun cuando termine, muchas de las cosas que lo alteraron y molestaron durante su vida ni siquiera aparecerán en la eternidad. No me importa cuántos trofeos o premios o dólares o títulos puedan ser alcanzados o ganados en la tierra, no podrá llevárselos. Por lo que no vale la pena sudar por ellos.

Equilibrio, Primera parte

Existen dos pruebas extremas que alteran el equilibrio en la vida. Cada una tiene su propio conjunto de problemas. Por un lado, existe la adversidad. Salomón se dio cuenta de esto cuando escribió: «Si fallas bajo presión, tu fuerza es escasa». (Proverbios 24:10) La versión Traducción en lenguaje actual hace una paráfrasis de este versículo: … Lea más

Grandeza

Los que nos une es el pegamento del amor auténtico, que se expresa en compasión, justicia, disposición a dar la mano y (cuando sea posible) ir al rescate del otro. De manera personal. Sin que haya condiciones. Comprometido con la protección y la dignidad de la vida humana. . . sin importar la manera en que la otra persona vote.

Piensa con discernimiento, Segunda parte

El discernimiento es esencial. El amor sin discernimiento produce y promueve más herejía de lo que cualquiera de nosotros esté dispuesto a creer. Una de las tácticas de sobrevivencia al enfrentar «las flechas encendidas del diablo» (Efesios 6:16) es asegurarnos de que hemos ajustado muy bien a nuestro cuerpo el cinturón de la verdad.

Conociendo a Cristo

Con Cristo. ¡Con Él y solo con Él! Desde este momento en adelante, la meta en la vida es llegar a estar familiarizados íntimamente con Cristo. Pienso que esto es precisamente lo que Jesús tenía en mente cuando ordenó: «Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia . . . » (Mateo 6:33) . . .

Una Actitud Desprendida

La meta es interesarnos tanto en otros y en ayudarles a alcanzar su mayor bien, que llegamos a olvidarnos de nosotros mismos en el proceso.

Mano a Mano

Solo cuando les cuento a otros las experiencias de mi vida puedo disfrutarlas y soportarlas con mayor agrado. Eso fue lo que hicieron los primeros creyentes. Aprendieron rápidamente que la supervivencia iba mano a mano con el «compañerismo».

La Búsqueda de la Felicidad

Cuando el dinero es nuestro objetivo, vivimos con el temor de perderlo, lo que nos hace paranoicos y suspicaces. Cuando la fama es nuestro objetivo, nos volvemos competitivos a fin de que otros no nos superen, lo que nos hace envidiosos.

Año Nuevo… ¿vida nueva?

Al hacer memoria de los recuerdos de este año, deberíamos preguntarnos: ¿Me he acercado más al Señor en este último año? ¿Ha habido progreso espiritual en mi vida? ¿He desarrollado más los dones que Dios me ha dado?

Salve la deidad encarnada

Al entregarse a sí mismo, Jesús de manera voluntaria hizo a un lado las prerrogativas y los prerrequisitos de la vida que Él conocía, una existencia que Él había disfrutado. Había cedido el derecho a esa clase de vida diciéndole al Padre: «Yo iré».