¡Maravilloso Es!

Es difícil saber si en esas primeras horas, Dios le dio a María una breve premonición de los años por venir, cuando alguien señalaría a su Hijo y diría: «He aquí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo» o aquel momento cuando la promesa se cumpliría y una espada penetraría Su alma.

Su Evangelio es Paz

Zacarías había sido obligado a guardar silencio por nueve meses. Ahora ya no tenía que callar más. El Príncipe de paz ciertamente venía a Su pueblo.

Esperando en silencio

Hay una sensación de estabilidad cuando confiamos en el Señor. Así es como esperamos en silencio y con la confianza puesta en Él.

Adorando en Navidad

La Navidad se trata, no solo de reconocer a Jesús como el Dios encarnado, sino de adorarlo. Y al hacerlo, debemos estar conscientes del tipo de adoradores que se acercan en adoración.

Es el momento de tomarse el tiempo

¿Cuándo fue la última vez que realmente pasó tiempo, tiempo de calidad, con su hijo? Dese el tiempo ahora mismo para hacerlo. Tómese el tiempo para reconstruir esa relación.

Mirando el panorama general . . . y encontrando esperanza, Parte 2

Corrupción política. . . escándalos religiosos. . . crisis económicas. . . esto siempre va a ser noticia de primera plana. Pero debemos recordar que nuestro Dios está en el trono. Él promete usar estos tiempos desesperados para lograr Sus propósitos más grandes y mejores en nuestro mundo. . . y en nuestras vidas.

Mirando el panorama general . . . y encontrando esperanza, Parte 1

La historia de la Navidad ha sido tan purificada y romantizada a través de los siglos que incluso Hollywood no ha logrado capturar el dramatismo que rodeaba la llegada de Jesús. A decir verdad, algunas iglesias anualmente idealizan el nacimiento de nuestro Salvador. Sin embargo, esto fue cualquier cosa menos una situación ideal.

Pablo: Un Hombre de Gracia y Firmeza

por Charles R. Swindoll11 de octubre, 2019

Ninguna otra persona en la Biblia, aparte de Cristo, tuvo tan profunda influencia en su tiempo—y en el nuestro—como el apóstol Pablo. Fue un hombre de firmeza, con una mente, un espíritu y una fuerza de carácter inquebrantables al enfrentar dificultades y peligros tan difíciles.

Las ramificaciones personales

Imagine lo que debió haber pasado por la mente de José en ese momento, poco después de haber sido encarcelado. No solo era inocente, sino que también había resistido la descarada tentación una y otra vez.

¡Huya por su vida!

El pecado está en dar la mordida. Si la lujuria de otra persona le tienta para que usted ceda a su propio deseo, tanto así que su resistencia se debilita, usted habrá sido cautivado.